El texto: un pequeño apéritif

Aquí van unas mínimas muestras del texto de Monique Fornique. Como dijo el infame ánsade bigotuda, estamos trabajando en ello…

MONIQUE.— ¿Follamos?

ENCÍAS.— ¿Otra vez?

MONIQUE.— Es que me aburro, cari.

ENCÍAS.— ¿Por qué no lees algo?

MONIQUE.— Ya me he acabado la revista.

ENCÍAS.— Digo un libro.

MONIQUE.— Los libros son aburridos, son muy largos.

*     *     *

PROFUNDO.— Yo la necesito, como el aire que respiro. Porque escribo mucha filosofía en mis… poemas.

MONIQUE.— ¿Escribes poesía?

PROFUNDO.— Algunas noches…

MONIQUE.— ¿De noche?

PROFUNDO.— Cuando la inspiración llama a mi puerta.

MONIQUE.— ¡Llama a tu puerta! ¡Oh!

PROFUNDO.— Yo le abro la puerta, nos sentamos y departimos sobre los temas del alma y de la vida, sobre la noche y lo humano.

MONIQUE.— ¡Lo humano y lo divino!

*     *     *

MAESE DUPORCO.— Bienvenidos, damas y caballeros, a Le Guignol Orthopédique. Bienvenidos a Monique Fornique, farsa amorosa en siete cuadros. Arrellánense en sus asientos, coloquen bien su masa escrotal. La función va a comenzar. Cuadro primero. El salón de una casa, muebles minimalistas con un punto alternativo y tribal. Monique espera. Espera y no hace nada.

Anuncios

Un comentario en “El texto: un pequeño apéritif

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s